top of page

MAGNESIO: EL MINERAL CLAVE PARA LA SALUD HORMONAL Y BIENESTAR FEMENINO


EL MAGNESIO


El magnesio es un mineral esencial para la alimentación humana y juega un papel crucial en la biología, siendo fundamental para la vida de todos los organismos celulares.



Este elemento es esencial para una variedad de procesos bioquímicos fundamentales, incluyendo la fotosíntesis y la adhesión celular. Además, juega un rol crucial en la regulación de la estructura de los ribosomas, el transporte a través de membranas, la síntesis de proteínas y ácidos nucleicos, la generación y transmisión de impulsos nerviosos, la contracción muscular y cardíaca, y la fosforilación oxidativa (transporte epitelial de magnesio y regulación por el riñón).


El magnesio es un mineral esencial para la alimentación humana, que se almacena en hueso, músculos y tejidos blandos.

 

Concretamente, si el magnesio es un catión divalente que se almacena en hueso, músculos y tejidos blandos, nos está indicando que es un nutriente que el cuerpo necesita para mantenerse sano. De allí que el Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos (2024) afirme que "el magnesio es importante para muchos procesos que realiza el cuerpo. Por ejemplo, regula la función de los músculos y el sistema nervioso, los niveles de azúcar en la sangre, y la presión sanguínea. Además, ayuda a formar proteína, masa ósea y ADN (el material genético presente en las células)".


El magnesio regula la función de los músculos y el sistema nervioso.

 

Es esencial que todas las personas consuman la cantidad diaria recomendada de magnesio para mantener una buena salud muscular y articular. Sin embargo, para las mujeres, este mineral es aún más crucial debido a los variados cambios hormonales que experimentan a lo largo de sus vidas.


El magnesio ofrece numerosos beneficios para la salud femenina. Actúa fortaleciendo el sistema inmunológico y mejorando el funcionamiento de los músculos, los nervios y los huesos. También es vital como fuente de energía, facilita la relajación muscular y previene los calambres. Para las mujeres, el magnesio es un aliado indispensable para enfrentar las exigencias cotidianas.


En este artículo exploramos cómo el magnesio beneficia específicamente a las mujeres. ¡Descúbrelo aquí!. Todo documentado en artículos científicos.



El magnesio juega un papel significativo en la regulación de las hormonas femeninas y puede influir positivamente en diversos aspectos de la salud hormonal.


El magnesio ofrece múltiples beneficios para la salud de la mujer, especialmente en lo que respecta a la reducción de los calambres y dolores menstruales, gracias a su capacidad para relajar los músculos. Además, contribuye a la flexibilidad y fortaleza de huesos y articulaciones.


El magnesio ayuda en la reducción de los calambres.


Este mineral también desempeña un papel crucial en la regulación y producción de hormonas, ayudando a mantener un equilibrio hormonal saludable. Por ejemplo, el magnesio ayuda a regular el cortisol, lo cual es esencial para manejar el estrés al calmar el sistema nervioso, por lo que se le considera un tranquilizante natural.


En etapas como la premenopausia y la menopausia, el magnesio sigue siendo fundamental, ya que facilita la producción de hormonas como la progesterona, la testosterona y el estrógeno, lo que puede ser un coadayuvante a aliviar síntomas como los sofocos y las sudoraciones repentinas.


Además, el magnesio tiene un papel importante en la energía física de las mujeres. Ayuda a metabolizar el fósforo en los huesos, reforzando su estructura y contribuyendo al mantenimiento y reparación de células y tejidos, lo que es esencial para mantener la vitalidad.


EFECTOS MÁS RELEVANTES SOBRE LA SALUD FEMENINA.



  1. Equilibrio Hormonal: El magnesio contribuye al equilibrio hormonal al participar en la síntesis y liberación de hormonas. Ayuda a regular los niveles de parathormona y la actividad del calcio en el cuerpo, lo que indirectamente puede influir en los niveles hormonales.

  2. Síndrome Premenstrual (SPM): El magnesio puede aliviar algunos de los síntomas del SPM, como los cambios de humor, los dolores de cabeza y la retención de líquidos, gracias a su capacidad para regular los neurotransmisores y las respuestas hormonales.

  3. Perimenopausia y Menopausia: Durante la perimenopausia y la menopausia, el magnesio puede ayudar a manejar los síntomas como los bochornos y las interrupciones del sueño. Esto se debe a su papel en la estabilización del sistema nervioso y en la mejora del sueño.

  4. Función Tiroidea: Aunque de manera indirecta, el magnesio es importante para el funcionamiento óptimo de la tiroides, la cual regula muchas hormonas esenciales para la salud femenina.

  5. Resistencia a la Insulina: El magnesio mejora la sensibilidad a la insulina, lo cual es crucial para las mujeres con síndrome de ovario poliquístico (SOP), una condición caracterizada por desequilibrios hormonales e insulina resistente.


Ahora bien, para sustentar lo anteriormente descrito, debemos mencionar ciertos acápites de algunas investigaciones y ensayos clínicos que  han confirmado la utilidad del magnesio en la salud hormonal de las mujeres.


Autores como Parazzini, et. Al (2017) argumentan que “una cantidad cada vez mayor de evidencia sugiere que la deficiencia de magnesio puede desempeñar un papel importante en varias condiciones clínicas relacionadas con la salud de la mujer, como el síndrome premenstrual, la dismenorrea y los síntomas posmenopáusicos”.


El estudio de Parazzini, et. Al (2017), tiene sustento científico, en la investigación ya realizada en años anteriores por Facchinetti, et. al (1991), que a través de un diseño aleatorio, doble ciego realizado en 32 mujeres ente la edad de 24 a 39 años, con síndrome premenstrual, demostraron que indican que la suplementación con magnesio podría representar un tratamiento eficaz de los síntomas premenstruales relacionados con los cambios de humor.



  1. El magnesio puede aliviar algunos de los síntomas premenstruales.


Es de anotar que, la deficiencia de magnesio se ha implicado como un posible factor que contribuye a algunos síntomas del síndrome premenstrual (SPM) y varios estudios han informado una concentración de magnesio intracelular más baja en mujeres con SPM. Por tanto, se ha sugerido que la suplementación con magnesio puede mejorar ciertos síntomas en mujeres con síndrome premenstrual (Quaranta, et.al.,   2007).


Sobre el tema se ha investigado muchísimo, y el beneficio de este mineral sobre la acción hormonal femenina es de gran alcance. Walker, et. Al (1998) también afirman que un suplemento diario de 200 mg de magnesio (como MgO) redujo los síntomas premenstruales leves de retención de líquidos en el segundo ciclo de administración.




Sin dejar atrás, el artículo científico de Gianni, et.al. (2012) que hace mención de la importancia de la suplementación del magnesio con fitoestrógenos (por ejemplo Maca peruana) para el manejo de la migraña premenstrual.



El magnesio acompañado con fitoestrógenos (por ejemplo Maca peruana) para el manejo de la migraña premenstrual.


Esto por el lado de los síntomas premenstruales. Ahora en síntomas de premenopausia, menopausia y posmenopausia, afirma Parazzini, et. Al (2017)  que la suplementación de magnesio mejora los síntomas climatéricos. Así mismo, refieren que debido a la deficiencia de minerales en mujeres posmenopáusicas con baja densidad ósea y al papel clave de los minerales en la salud ósea, se recomienda la suplementación con magnesio, calcio, zinc y quizás cobre (Marjan, et.al, 2015).



La suplementación de magnesio mejora los síntomas climatéricos, ente ellos los sofocos.


En este sentido, y sobretodo en la salud ósea de las mujeres en condición de menopausia, el magnesio regula, entre otras cosas, el transporte activo de calcio. Como resultado, ha habido un interés creciente en el papel del magnesio (Mg) en el metabolismo óseo. A un grupo de mujeres menopáusicas se les administró hidróxido de magnesio para evaluar los efectos del magnesio sobre la densidad ósea. Al final del estudio de 2 años, la terapia con magnesio parece haber prevenido fracturas y dado como resultado un aumento significativo de la densidad ósea (Sojka, et., al, 1995).


El magnesio ayuda a la densidad ósea, evitando fracturas en la osteoporosis.


Finalmente, otro aspecto importante a tener en cuenta, es el aporte y beneficio que representa para la glándula tiroides, sobre todo en las etapas de la premenopausia, perimenopausia y menopausia. Es de resaltar el estudio de Bhagavan, et. al. (2020) donde se reclutaron 165 mujeres, para evaluar las actividades del magnesio y las hormonas tiroideas , y se concluyo que las mujeres al llegar a estas etapas sufren de hipomagnesemia y a su vez desarrollar trastornos tiroideos y otros hormonales.


El magnesio ayuda al buen funcionamiento de la tiroides.


Por último, no debemos perder de vista la importancia del magnesio en personas diabéticas con resistencia a la insulina. Aquí cabe citar lo que al respecto refiere el investigador Vasudev, et. al. (2003) en su estudio donde logra comparar los niveles séricos de magnesio en pacientes diabéticos con los de controles no diabéticos y evaluar el efecto de la suplementación oral con magnesio sobre el perfil lipídico y la glucosa en sangre de estos pacientes, resultando en que se pudo observar una hipomagnesemia significativa en pacientes diabéticos en comparación con los controles y la suplementación con magnesio resultó en un efecto beneficioso sobre el perfil lipídico de estos pacientes sin efecto significativo sobre los niveles de glucosa en sangre.


El magnesio ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre.

En resumen, el magnesio es fundamental para mantener un equilibrio hormonal saludable, lo que puede mejorar significativamente la calidad de vida en diferentes etapas hormonales de la mujer.



REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.



BHAGAVAN, K. ET, AL. (2020). Activities of Serum Magnesium and Thyroid Hormones in Pre-, Peri-, and Post-menopausal Women. Recuperado en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32042527/

FACCHINETTI, F. ET, AL. (1991). Oral magnesium successfully relieves premenstrual mood changes. Recuperado en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/2067759/ (03 de junio de 2024).

GIANNI, A. ET, AL.(2012). Síndrome Premenstrual y Migraña. Recuperado en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22644184/ (02 de junio de 2024).

KAMINI, V. ET. AL (2003). Effect of oral magnesium supplementation on the lipid profile and blood glucose of patients with type 2 diabetes mellitus. Recuperado en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/12693452/ (31 de mayo de 2024).

MARJAN, R. ET, AL.(2015). Copper, magnesium, zinc and calcium status in osteopenic and osteoporotic post-menopausal women. Recuperado en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26136790/  (03 de junio de 2024).

SOJKA, J. ET. AL (1995). Magnesium supplementation and osteoporosis. Recuperado en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/7770187/ (31 de mayo de 2024).

PARAZZINI, F. ET, AL. (2017). Magnesium in the gynecological practice: a literature review. Recuperado en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28392498/ (02 de junio de 2024).

QUARANTA, S. ET, AL. (2007). Pilot study of the efficacy and safety of a modified-release magnesium 250 mg tablet (Sincromag) for the treatment of premenstrual síndrome. Recuperado en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/17177579/ (03 de junio de 2024).

WALKER, A. ET, AL. (1998). Magnesium supplementation alleviates premenstrual symptoms of fluid retention. Recuperado en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/9861593/ (02 de junio de 2024).

INS-E.U (2020).  Datos sobre el magnesio. Recuperado en: https://ods.od.nih.gov/pdf/factsheets/Magnesium-DatosEnEspanol.pdf   (27 de abril de 2024).

NIH, (2024). Qué es el magnesio. Recuperado en:  https://ods.od.nih.gov/factsheets/Magnesium-DatosEnEspanol/    (25 de abril de 2024).

MEDLINEPLUS (2024). Deficiencia de Magnesio. Recuperado en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000315.htm  (26 de abril de 2024).





51 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page